4 agosto, 2018

A day with… Diana Soto

 

A veces la vida te sorprende, y te regala personas en el momento justo y adecuado. Llegan por alguna razón, aunque al principio no sepas muy bien por qué, y es que, si no fuera por una casualidad en una red social, como es instagram, quizá hoy no estaría escribiendo esto, y desde luego, no existiría este proyecto.

Diana y yo somos el claro ejemplo de lo que una red social bien utilizada puede ser. De como la admiración, se convierte  en algo realmente maravilloso, y es que desde el principio supimos que queríamos conocernos y trabajar juntas. Más allá de su belleza física, sabía que se escondía una mujer muy fuerte y luchadora, porque eso es lo que me transmitía en cada una de sus publicaciones, y como ya intuía, no estaba nada equivocada.

Hablamos de vernos en Madrid, barajamos varias posibilidades, pero al final decidió venirse a pasar un fin de semana a Asturias.

LLegó a Oviedo en tren, a las 17:00 horas. Lo primero que vi nada más verla, fue su enorme sonrisa, sus increíbles ojos azules, y su camisa de flores. Enseguida empezamos a hablar de la vida, de cómo está cambiando todo, y del vértigo que se siente a veces cuando no sabes lo que va a pasar, y entre filosofía, risas, y conversaciones sobre arte, comencé a fotografiarla en el hotel.

 


Después de hacer fotos en la estación de tren, y en los pasillos y la habitación, decidimos ir a cenar. Queríamos seguir hablando y conociéndonos más.

Llevé a Diana a uno de mis restaurantes favoritos, una sidreria al lado de mi casa donde hacen el típico cachopo asturiano, pero con una peculiaridad: está rebozado con cereales de kellogs!. Cenamos, bebimos, y reímos, mientras no parábamos de contarnos cosas de nuestras vidas. Me habló de su trabajo como editora en la revista ODDA MAGAZINE . A cada frase, veía la pasión en sus ojos, las ganas de hacer algo grande, de superarse. Le conté cosas sobre mi fotografía, y compartimos muchas opiniones acerca del papel de la mujer de hoy en día, aparte de anécdotas e historias personales sobre el amor, los sueños y la vida. Fue una noche maravillosa, no solo por todo lo que pude descubrir de ella como mujer luchadora que cree en un mundo lleno de cambios, sino porque como ya suponía, congeniamos a la perfección.

Le propuse ir de excursión a la mañana siguiente, a San juan de nieva, una playa con dunas en la zona de Avilés, y quedé en recogerla en el hotel a las 8 de la mañana. Me fui a mi casa feliz, contenta por la persona que acababa de descubrir, y deseando que llegara el día siguiente para seguir disfrutando de su compañía.

Amaneció con el cielo totalmente despejado, y decidimos ir a la playa en tren.  Durante el camino, seguimos hablando y fotografiando, disfrutando tranquilamente de los primeros rayos de sol,  del café y las vistas.

 

“La vida es para vivirla al máximo.”

 

Quise hacerle unas preguntas a Diana, y esto fue lo que me contó:

1.- ¿Quién es Diana y qué hace?
¡Uf! Qué difícil contestar a esa pregunta, Alba, sobre todo cuando la percepción que uno tiene de sí mismo poco o nada tiene que ver con la que los demás tienen sobre ti…
Supongo que Diana no deja de ser una chica muy normal que ha tenido la “suerte” de poder convertir su pasión en su profesión. Soy Editor en la revista ODDA, trabajo que complemento con el de dependienta en una firma de moda.
En el terreno personal, me considero una persona extremadamente familiar a quien le gusta pasar el mayor tiempo posible con los suyos. Necesito tener a mis personitas cerca y disfruto al máximo de esos ratitos.
2.- ¿Qué tres palabras crees que te definen?
Uhm… creo que me podría llegar a definir (y no necesariamente en ese orden) como una persona perseverante, pasional (en todos los sentidos de la palabra) y tremendamente cabezota, eso también. Mucho.
3.- ¿Qué es o qué significa para ti la fotografía? 
 
La fotografía es arte. Son maneras de mirar y de ser mirados. Me atrae especialmente cómo la fotografía es capaz de capturar momentos y encerrar historias, así como la forma en la que una misma foto es totalmente diferente en función de la persona que mira a través de la lente. Es totalmente personal.
4.- ¿Con qué sueña Diana?
Básicamente con ser feliz. Con seguir siendo así de feliz, mejor dicho
Creo que la vida es una sucesión de metas, menores o mayores, y es bonito echar la vista atrás y ver cómo vamos dando pasitos de gigante en dirección a nuestros objetivos hasta cumplirlos. La vida es para vivirla al máximo.
 
5.- ¿Qué te ha parecido la experiencia de “A day with…”?
 
Maravillosa, Alba. Me parece muy especial tu forma de mirar, de contemplar a la mujer. Recuerdo organizar el viaje a Oviedo en una mañana casi sin pensar… y nuestro plan, aunque fugaz, no pudo salir mejor.
Me llevo mucho más que una sesión de fotos. Eres luz.

 

 

 

Empezaba este post diciendo que a veces la vida te sorprende, y es que Diana es una mujer fascinante. Le sonríe a la vida todo el tiempo, y parece que por un instante, toda la tristeza del mundo, desapareciera detrás de esos enormes ojos. Unos ojos que a pesar de ser bellísimos, transmiten tanta energía y tanta verdad, que llegas a olvidarte de su color.  Un color que me recuerda al mar, y  es porque creo que ella es como el sonido de las olas rompiendo en la arena ; te llena de paz, de alegría y de tranquilidad.

Habla de la vida como solo hablan las personas que le han encontrado el verdadero sentido, y es que es de esas personas con las que ni siquiera se necesitan palabras. Es la primera protagonista de este proyecto, y es que, si hoy existe esto, es por ella.  No solo por inspirarme para crear algo nuevo, sino por llenarme de felicidad  durante este día y medio.  A veces no se necesita mucho para ser feliz, porque las cosas más simples, como un paseo en tren, pueden llenarnos completamente por dentro.

Gracias por ser un regalo, nos vemos en Madrid. No dejes nunca de brillar, porque eres magia.

¿Quieres saber más de Diana? No te pierdas su instagram 


RECENT POSTS